Economía

Bruselas ve 2023 como un año “decisivo” para la ejecución de fondo anticrisis


Bruselas ve 2023 como un año "decisivo" para la ejecución de fondo anticrisis

Bruselas, 21 nov (.).- El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, coincidieron este lunes en que 2023 será un año “decisivo” para la ejecución del fondo de recuperación de más de 800.000 millones que la Unión Europea (UE) puso en marcha tras la pandemia.

En una comparecencia ante las comisiones de Asuntos Económicos y de Presupuesto en el Parlamento Europeo, ambos enfatizaron que este programa de inversiones es “la principal herramienta” que tiene el bloque para enfrentarse a las “múltiples crisis” que tiene por delante, como la contracción económica que Bruselas anticipa para este invierno, la inflación y la crisis energética.

“2023 será un año decisivo. Estaremos a medio camino de su vida y más de la mitad de los hitos y objetivos tendrán que haber sido implementado para finales de ese año”, expresó en su introducción inicial el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario.

“Si es verdad que nos enfrentamos a una contracción en este trimestre y el siguiente, como dicen nuestras previsiones, tenemos que trabajar para evitar que dure mucho y, para conseguirlo, el RRF (las siglas de Mecanismo de Recuperación y Resiliencia) es lo que necesitamos, debe ser nuestro principal mensaje”, apuntaló el italiano.

Bruselas ha recibido hasta ahora 19 peticiones de pago de 13 Estados miembros diferentes, precisaron, entre ellas las dos peticiones de España que ya han sido desembolsadas y la tercera que el Gobierno español remitió recientemente, que se corresponde con un desembolso de 6.000 millones de euros.

En total, la Comisión Europea ha desembolsado ya 137.000 millones entre anticipos y desembolsos vinculados a reformas e inversiones, de los 600.000 millones que por ahora han solicitado las capitales, y tanto Dombrovskis como Gentiloni han negado retrasos en la ejecución de los fondos por parte de los Estados miembros.

“Hasta ahora podríamos decir que las cosas van bien en general. Tenemos un calendario para conjuntos de hitos y objetivos y las cosas parecen ir en general de acuerdo con esos calendarios”, aseguró el primero a los eurodiputados.

No obstante, ambos miembros de la Comisión Europea reconocieron que los problemas globales de suministro y los elevados precios energéticos pueden haber planteado problemas a la ejecución de los fondos e instaron a los gobiernos a justificar, si fuese necesario, cualquier circunstancia “objetiva” que les impida cumplir con algún compromiso de sus planes en la actualización de los mismos que remitan a las autoridades comunitarias.

En esta línea, tanto Dombrovskis como Gentiloni recordaron que Bruselas está efectuando un análisis sobre las nuevas necesidades del bloque para acometer la transición energética y también desprenderse de los combustibles fósiles de Rusia, que será la base para después reflexionar sobre “fuentes de financiación potenciales” con las que cubrir dichas necesidades.

Durante la comparecencia, la eurodiputada de Ciudadanos Eva Poptcheva, preguntó por el hito 173 del plan español que prevé la creación de un Sistema Integrado de Información, que formaba parte del primer pago efectuado el año pasado, pero que las autoridades volverán a revisar en el análisis del tercer desembolso para evaluar si se han solucionado algunas deficiencias.

En este punto, los dos comisarios resaltaron que el hito que el Tribunal de Cuentas de la UE puso en cuestión era otro, relacionado con la reforma fiscal para lograr una imposición mínima en el impuesto de sociedades del 15 %, pero estaba relacionado con diferentes “interpretaciones” y finalmente los auditores finalmente concluyeron que “no era un error material”.

En cualquier caso, a nivel general, Dombrovskis apuntó que el Ejecutivo comunitario está trabajando en el desarrollo de una metodología para realizar pagos parciales cuando concluya que algún Estado miembro ha cumplido parcialmente con las inversiones y reformas vinculadas con un desembolso concreto.

Otros eurodiputados preguntaron por el caso de Hungría, cuyo plan de recuperación todavía no ha sido aprobado por Bruselas puesto que la institución sigue negociando con Budapest las inversiones y reformas que desbloquearán los 5.900 millones previstos entre ayudas directas y créditos.

“Estamos en las etapas finales de las negociaciones. Dadas las fechas límites que establece el reglamento del RRF (todos los planes tienen que estar aprobados antes de que acabe el año), estamos trabajando para concluir el análisis lo más rápido posible”, expresó el vicepresidente económico.

(Más información de la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button