Economía

Economía afronta un año de desaceleración con tipos en máximos y una deuda pública elevada


Economía afronta un año de desaceleración con tipos en máximos y una deuda pública elevada

Madrid, 20 nov (.).- El Ministerio de Economía, Comercio y Empresa inicia la legislatura en plena desaceleración de la economía, lastrada por el impacto de los tipos de interés más altos en dos décadas y el debilitamiento de la demanda externa, en un contexto en el que la elevada deuda pública supone una de las mayores vulnerabilidades.

El avance del PIB se frenará al 2,4 % en 2023 y al 2 % en 2024, según las previsiones del Gobierno, que otros organismos internacionales y analistas privados rebajan el dato del próximo año al entorno del 1,7 %.

La trasmisión de la política monetaria a la economía real, que es el efecto que sobre el consumo y la inversión tiene la subida de los tipos de interés, será mayor en 2024, año para el que no se esperan nuevas subidas de tipos, pero tampoco bajadas respecto al 4,5 % en el que los ha situado el Banco Central Europeo (BCE).

Dependerá de la evolución de la inflación, que se va moderando lentamente hacia el objetivo del BCE del 2 % y que en España se mantuvo en octubre en el 3,5 %, aunque con la previsión de que repunte a final de año, mientras que la subyacente (sin energía ni alimentos no elaborados) seguirá moderándose desde el 5,2 % registrado en octubre.

Medidas antinflación

Para 2024 se esperan tasas de inflación todavía por encima de la meta del BCE por el repunte de los productos energéticos tras un 2023 de significativo abaratamiento, un escenario ante el que se tendrá que decidir si se mantienen las medidas adoptadas para frenar la escalada de precios que provocó la invasión de Ucrania.

De momento, el presidente Pedro Sánchez ha avanzado que mantendrá seis meses más la supresión del IVA a alimentos de primera necesidad como el pan, la leche, los huevos o las frutas y verduras, y la rebaja del 10 % al 5 % para el aceite y la pasta.

Seguirán también las subvenciones al transporte público urbano y la gratuidad del Cercanías para todo 2024, a lo que se suma el anuncio de que el transporte público será gratuito para los jóvenes y personas desempleadas.

Reducción de la deuda pública y reglas fiscales

La recomendación del propio BCE y de la Comisión Europea pasa por la retirada completa de estas ayudas, porque de lo contrario es difícil que España pueda bajar el déficit público al 3 % del PIB que se ha comprometido con Bruselas para 2024, año en el que se levanta la suspensión de las reglas fiscales acordada para poder superar la pandemia y la posterior crisis energética y de precios.

La reducción de déficit es clave para no incurrir en una mayor deuda pública, que marcó su máximo en el 120,3 % del PIB en 2020, y para hacer frente a unos costes de financiación cada vez mayores.

En septiembre de 2023 la deuda estaba en el 109,9 % del PIB y mantenía una senda descendente que se quiere asegurar en las nuevas reglas fiscales europeas, cuya negociación política seguirá liderando el Ministerio de Economía español con la meta de lograr un acuerdo antes de que culmine la presidencia española del Consejo de la UE el 31 de diciembre.

La última propuesta prevé una reducción media de la deuda pública que deberán acometer en un periodo de tiempo determinado los países cuya deuda supere el umbral del 60 % del PIB.

Sector financiero

En el ámbito financiero se espera que el nuevo Gobierno culmine la creación de la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero, que centralizará todas las reclamaciones contra bancos, aseguradoras o fondos de inversión, y siga de cerca la evolución de los compromisos del sector con la atención a los mayores.

Además, fruto del acuerdo entre PSOE y Sumar, el Ejecutivo tendría que permitir que las familias hipotecadas con ingresos de hasta 37.800 euros anuales, frente a los 29.400 euros de ahora, accedan a ayudas como alargar la vida del préstamo un máximo de 7 años o congelar la cuota durante doce meses.

Por otro lado, según lo anunciado, se mantendrá el impuesto extraordinario a la banca, diseñado inicialmente para que fuera temporal, y está por ver si se toma alguna medida para obligar a la banca a que remunere de forma generalizada los depósitos, ante la lentitud con la que han trasladado al ahorro la subida de los tipos.

Fondos europeos

Otro de los retos del ministerio pasa por coordinar la implementación de la segunda fase (adenda) del plan de recuperación, transformación y resiliencia, que desde 2024 permitirá a España comenzar a solicitar los préstamos que le otorgará la Unión Europea por hasta 84.000 millones de euros.

El objetivo de estos préstamos es reforzar la inversión destinada a los proyectos estratégicos o PERTE, a los que se sumarán otros 10.000 millones adicionales en transferencias adicionales.

mmr-

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button