Economía

España aprobará ayudas hipotecarias para más de un millón de hogares


FOTO DE ARCHIVO. Jóvenes pasan por delante de una inmobiliaria en Guernica, País Vasco, España. 18 de enero de 2022. REUTERS/Vincent West

Por Jesús Aguado

MADRID, 22 nov (Reuters) – El Gobierno español y los bancos han llegado a un principio de acuerdo sobre las medidas de alivio hipotecario, como la extensión de las cuotas de los préstamos para más de un millón de hogares vulnerables y la ayuda a las familias de clase media, dijo el lunes el Ministerio de Asuntos Económicos.

Se espera que las nuevas medidas se aprueben en una reunión del Consejo de Ministros el martes, a la espera de las negociaciones finales con las asociaciones bancarias, dijo el ministerio.

El Ministerio de Asuntos Económicos no proporcionó detalles sobre el coste potencial para las entidades bancarias y el grado en que los bancos pueden tener que reservar más provisiones en el futuro sigue sin estar claro.

Sin embargo, la morosidad de las entidades de crédito españolas se situó en agosto en un mínimo casi histórico del 3,86%, muy por debajo del máximo histórico del 13,6% de diciembre de 2013.

En España, alrededor de tres cuartas partes de la población son propietarios de viviendas y la mayoría opta por hipotecas a tipo variable, más expuestas a la aceleración de los tipos de interés.

Las medidas previstas forman parte de un paquete más amplio de apoyo para ayudar a aliviar las presiones del coste de la vida, que incluye una rebaja de los costes del combustible y propuestas de impuestos extraordinarios. Otros países, como Hungría, Portugal, Polonia y Grecia, han aprobado diferentes formas de ayudas hipotecarias.

En España, los bancos ofrecerán apoyo hipotecario a las familias vulnerables a través de un código de buenas prácticas modificado para todo el sector. El umbral de ingresos se ha fijado en 25.200 euros anuales (25.815 dólares).

Los hogares vulnerables podrán reestructurar sus hipotecas a un tipo de interés más bajo durante un periodo de gracia de cinco años, ya establecido en el código de buenas prácticas original de 2012 para todo el sector, que es voluntario, pero se convierte en obligatorio una vez que los bancos se adhieren a él.

Los periodos de carencia permiten a los prestatarios retrasar los pagos del principal del préstamo sin que se les cobren comisiones por mora y evitar el impago o la cancelación del préstamo.

El periodo de cancelación de la deuda se ha ampliado en dos años e incluye la posibilidad de una segunda reestructuración, en caso de ser necesario, dijo el ministerio.

Las familias vulnerables que destinen más del 50% de sus ingresos mensuales a pagar su hipoteca, pero que no cumplan la condición establecida en el código anterior de un aumento del 50% en sus cuotas hipotecarias, podrán acogerse a un periodo de carencia de dos años.

El Gobierno también aplicará además un nuevo código de buenas prácticas para las familias de clase media en riesgo de vulnerabilidad, fijando el umbral de ingresos en menos de 29.400 euros.

En esos casos, las entidades financieras deberán ofrecer la posibilidad de congelar las cuotas durante 12 meses, un tipo de interés más bajo sobre el capital aplazado y una prórroga del préstamo si la carga hipotecaria representa más del 30% de sus ingresos y el coste ha aumentado al menos un 20%.

Las medidas también harán menos costoso para las familias pasar de los contratos hipotecarios a tipo variable a los de tipo fijo.

Se espera que las ayudas hipotecarias entren en vigor el año que viene.

(1 dólar estadounidense = 0,9762 euros)

(Información de Jesús Aguado; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Fuente

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button